Kiquirikí es nuestra marca de pollo de engorde de lento crecimiento que le da un valor agregado al sabor de su carne. Además conserva la rusticidad y posee un sabor mucho mejor que el del pollo tradicional.  

 

El pollito Kiquirikí pertenece a la nueva línea de producción de pollos de lento crecimiento, los cuales van en concordancia con las tendencias actuales de productos orgánicos de “free range” o rango libre y bienestar animal, al ser aptos para crianza al aire libre sin mayor supervisión.

En Incubesa nos preocupamos constantemente por garantizar la calidad en todos nuestros productos y el acompañamiento necesario a nuestros clientes. De esta manera, nuestros pollitos Kiquirikí ofrecen todo su potencial genético en resultados zootécnicos para tener a todos nuestros clientes satisfechos con el mejor producto.

Kiquirikí, es un pollo de engorde de color genéticamente desarrollado en Francia, producto del cruce de una hembra reproductora y 4 tipos de machos, lo que representa una variedad de broiler de diferente fenotipo o aspecto externo, con un rendimiento en velocidad de crecimiento y conversión, muy competitivo, conservando el sabor y la rusticidad del pollo tradicional o criollo.

Nuestro pollito Kiquirikí pertenece a la nueva línea de producción de pollos de lento crecimiento, los cuales van en concordancia con las tendencias actuales de productos orgánicos de “free range” o rango libre y bienestar animal, al ser aptos para crianza al aire libre sin mayor supervisión.

En Incubesa nos preocupamos constantemente por garantizar la calidad en todos nuestros productos y el acompañamiento necesario a nuestros clientes. De esta  manera, nuestros pollitos Kiquirikí ofrecen todo su potencial genético en resultados zootécnicos para tener a todos nuestros clientes satisfechos con el mejor producto.

Instrucciones

 

Se deben encender las calentadoras por lo menos 12 horas antes de la llegada de los pollitos, evitando ponerlos en contacto con el piso, ya que se pueden enfriar y esto retrasa el inicio de consumo de alimento, que debe iniciar lo más rápido posible para un buen desarrollo.

Al soltar los pollitos, deben disponer de agua y alimento. El agua debe ser fresca y ligeramente tibia.

Es necesario colocar una barrera que limite el accionar de los pollitos y los mantenga dentro del área de calefacción, agua y comida. De esta manera se conservan calientes.

Se debe mantener una temperatura promedio de 30 a 32 grados centígrados en el área de actividad de los pollitos. Se recomienda el uso de un termómetro que mida las temperaturas máxima y mínima con lo cual se puede monitorear las temperaturas de las últimas 24 horas.

Debe colocarse un comedero de bandeja y un bebedero de galón para cada 70 pollitos. Las criadoras deben ser ubicadas ligeramente inclinadas con la parte posterior más baja, de esta manera se logra un mejor cubrimiento de área de acción y mejor funcionamiento de la criadora.

Nunca se deben apilar las cajas en el área de crianza ya que con el encierro y el calor, de la criadora de pollitos, estas se recalientan y mueren

Índice de conversión